Bio-Bac

Protobios o Enzimas vivientes

Fernando Chacón explicaba en su libro "Protobios o Enzimas vivientes", con todo lujo de detalles demostrables científicamente, de dónde proceden esas proteínas, cómo se activan, cómo producen las diferentes enfermedades de las que son responsables y lo que es más importante aún, cómo se combaten.

A estas proteínas -concretamente enzimas- que a pesar de carecer de ADN son capaces de autorreproducirse las llamó pribios. Esta afirmación chocaba con uno de los dogmas más firmemente establecidos de la Biología: sin ADN no hay posible replicación. Las bases científicas del Bio-Bac -FR 91 en su nomenclatura científica- son tan revolucionarias a pesar de haber sido establecidas hace más de cuarenta años que aún hoy les resultan increíbles a muchos.

Pribios o Priones

Sin embargo, en 1982, 22 años después de que Chacón publicara sus descubrimientos, un científico norteamericano llamado Stanley B. Prusiner comunicó a la comunidad científica que había descubierto unas proteínas capaces de reproducirse sin ADN a las que había llamado priones.

Por tal hallazgo Prusiner recibió el Premio Nobel de Medicina en 1997.


Ensayos preclínicos y clínicos del Bio-Bac

Bio-Bac es probablemente el producto español con mayor número de ensayos preclínicos y clínicos de la historia -incluidas fases I, II y III en centros de primera línea- a pesar de lo cual los responsables de Sanidad se niegan a autorizarlo siquiera como complemento dietético.

Son numerosos los centros que a lo largo de los últimos años han participado en los estudios e investigaciones efectuadas tanto sobre la inocuidad del Bio-Bac como sobre sus propiedades terapéuticas. Aunque algunos de los responsables actuales de los mismos desconozcan lo que hicieron sus antecesores. He aquí una relación no exhaustiva de algunos a título meramente indicativo:

1) Meddoc (Dinamarca) 2) Universidad de Gante (Bélgica). 3) Laboratorios J. Simón (Bélgica). 4) Laboratorios Biopharma (Bélgica). 5) Hanil Pharmaceutical Ind. Co. Ltd. (Corea del Sur). 6) Instituto Pasteur de París (Francia). 7) Dallah Hospital (Arabia Saudita). 8) KIS Curatorium for Inmunodeficiency de Munich (Alemania) 9) Instituto Nacional de Investigaciones Científicas (Corea del Sur). 10) Instituto Nacional de Reumatología de Tbilisi (Georgia). 11) Instituto Nacional del Cáncer de Tbilisi (Georgia). 12) Grupo Interlab de Madrid (España). 13) Centro de Investigación y Desarrollo Aplicado de Barcelona (España). 14) Laboratorios Contox de Madrid (España). 15) Hospital Universitario de Amberes (Bélgica)

El caso de Luis Sánchez-Harguindey

Uno de los mayores defensores del Bio-Bac fue Luis Sánchez-Harguindey, -jefe de Cardiología del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, ex secretario de Estado de Sanidad con el último gobierno de UCD y jefe del Gobierno interino durante el intento golpista del 23-F-, quien aseguró que: "Hace un año -diría durante la rueda de prensa- estaba en una silla de ruedas sin poder siquiera moverme a causa de un tumor cerebral. Pues bien, hace unos días me he reincorporado a mi puesto en la Jefatura de Cardiología del Hospital Clínico San Carlos y no tengo duda alguna de que el Bio-Bac ha tenido mucho que ver en ello".

Véase también

Enlaces externos

1 comentario:

  1. No he leído el libro del Dr. Charcón, pero lo que comentas en tu nota es impactante y nuevo para mí. Como la mayoría de los estudiantes de Biología, se me había explicado lo que es un prión y los pribios son algo desconocido e intrigante, lo que me anima a leer ese libro y formar mi propio criterio sobre el. La principal razón por la que comento es por un pequeño error de comprensión referente a los priones que noto en tu nota, los priones NO SE REPRODUCEN. Los priones son proteínas, digámoslo así, que tienen una forma aberrante y que al entrar en contacto con una proteína hermana normal, le transfieren su condición. Esto parece decirlo todo, pero para la ciencia en realidad no es nada, surgen millones de preguntas, de las cuales la que yo considero más importante es la razón de su existencia. Por lo que, que exista un libro que explique esto me da un poco de recelo si he de hablar francamente, pero en las ciencias (y esto se le olvida a muchos científicos), hay que estar abierto a las posibilidades.

    ResponderEliminar