Aloe Vera

Aloe Vera es una planta suculenta de la familia de las asfodeláceas. Se cree que es originaria del norte de África y de las Islas Cnarias y Cabo Verde.

La planta de Aloe Vera crece en climas áridos y está ampliamente distribuida en África y otras zonas áridas. Es muy útil para el tratamiento y la curación de heridas y quemaduras, diabetes y otras patologias debido a la presencia de compuestos como polisacáridos y lectinas.

Características

Flor Aloe vera
Es una planta perenne, con hojas suculentas dispuestas en rosetas, alcanzando los 50 cm de largo y los 7 de grosor; las hojas están compuestas de tres capas: una protección coriácea exterior, una capa fibrosa debajo de ésta donde se concentra la aloína, el ingrediente activo empleado como laxante en preparados farmacéuticos, y cuyo gusto amargo sirve a la planta como protección contra los predadores  y un corazón gelatinoso donde almacena sus reservas de agua y con el que se preparan innumerables productos farmacéuticos. Las hojas son alargadas, lanceoladas, y parecen brotar directamente del suelo en los ejemplares juveniles; los más añosos presentan un corto y robusto tallo.
Las flores del aloe son pequeñas, tubulares, y se presentan en inflorescencias densas de color frecuentemente amarillo.
Generalmente las flores de aloe requieren de polinización cruzada para fecundar y esta suele ser llevada a cabo especialmente por aves y mariposas debido a su visión preferencial de estos colores.


Componentes químicos

  • Aloemodina: regula el funcionamiento de la mucosa intestinal
  • Aloeoleína: mejora úlceras duodenales y estomacales. Disminuye la acidez
  • Aloetina: neutraliza el efecto de las toxinas microbianas
  • Aminoácidos: interviene en la formación de proteínas
  • Carricina: refuerza el sistema inmune y aumentaría las defensas
  • Creatinina: resulta fundamental en las reacciones de almacenaje y transmisión de la energía
  • Emolina, emodina, barbaloina: generan ácido salicílico de efecto analgésico y antifebril
  • Fosfato de manosa: agente de crecimiento de los tejidos con efecto cicatrizante
  • Minerales: calcio, magnesio, fósforo, potasio, zinc, cobre
  • Mucílago: actividad emoliente sobre la piel
  • Saponinas: antiséptico
  • Fitosteroles: de acción antiinflamatoria
  • Mucopolisacáridos: responsables de la hidratación celular
  • Hormonas vegetales: estimulan el crecimiento celular y la cicatrización
  • Enzimas: intervienen en la estimulación de las defensas del organismo


Applicaciones

Existen aplicaciones farmacéuticas registradas en una tablilla sumeria de arcilla del año 2100 a. C. y dibujos de la planta en las antiguas paredes de templos egipcios desde el año 4000 a. C.Las aplicaciones más comunes del Aloe Vera son las siguientes:

  • Quemaduras
  • Cortes y heridas
  • Cuidado del pelo y del cuero cabelludo (calvicie)
  • Hemorroides y venas varicosas
  • Psoriasis, erupciones y manchas de la piel
  • Picaduras de insectos
  • Dolores musculares
  • Problemas digestivos
  • Artritis
  • Sinusitis y asma

Formas de Uso

Zumo: el jugo del Aloe Vera se extrae de la pulpa ya que la piel es muy irritante .Es la forma más popular de tomarlo. Se diluye una cucharada sopera en medio vaso de agua y se toma de una a tres veces al día antes de las comidas.

Gel: el Aloe Vera forma parte del gel de ducha para poder aplicarlo así en la higiene diaria. Es una forma poco concentrada (depende del fabricante) pero en cambio es una forma de aplicarlo cada día.

Fresco: Aplicar la hoja de Aloe Vera hendida directamente sobre las quemaduras, las heridas, la piel seca, las infecciones por hongos y las picaduras de insectos. Pueden tomarse hasta dos cucharadas en un vaso de agua o con zumos de frutas tres veces al día como tónico.

Pomada: Abrir varias hojas de Aloe Vera para obtener gran cantidad de gel y hervirlo hasta formar una pasta espesa que se guarda en frascos limpios en un lugar fresco y se utiliza igual que las hojas.

Vino Tónico: El gel de Aloe Vera fermentado con miel y especias recibe el nombre de "kumaryasava" en la India y se emplea como tónico contra la anemia y los trastornos de la función digestiva y hepática.

Inhalaciones: Utilizar el gel de Aloe Vera en vahos contra la congestión bronquial.

Tintura: Utilizar de uno a tres mililitros (ml.) de Aloe Vera por dosis como estimulante del apetito o contra el estreñimiento. Su sabor es desagradable.

Polvo: Se usan 100-500 mg. de Aloe Vera por dosis o en forma de cápsulas como purgante para el estreñimiento persistente y para estimular el flujo de la bilis.


Contraindicaciones

No se debe emplear durante el embarazo ya que los glúcidos de la antraquinona son fuertemente purgantes. Las hojas en grandes dosis pueden producir vómitos.

Enlaces Externos




Categorías: Plantas medicinales